martes, 28 de agosto de 2012

miércoles, 15 de agosto de 2012

Tutoria IV






                          Comienza una nueva etapa :)














2012

martes, 27 de septiembre de 2011

FINLANDIA, ACCIÓN COLECTIVA

MUSEO DE LA SOLIDARIDAD

Cura­to­ría: Flu Voionmaa

Del encuen­tro entre peri­fe­rias al inter­cam­bio de expe­rien­cias: pin­tura bri­ga­dista en Finlandia

La pre­sente mues­tra de la pin­tura bri­ga­dista, rea­li­zada en 1979, entre artis­tas chi­le­nos y

fin­lan­de­ses en la pri­mera expo­si­ción de la colec­ción fin­lan­desa en Hel­sinki, invita a conocer

otro con­texto de la for­ma­ción de la colec­ción del Museo de la Solidaridad.

El encuen­tro entre estas dos peri­fe­rias del mundo, Chile y Fin­lan­dia, comenzó des­pués del

golpe mili­tar, cuando el Pre­si­dente de aque­lla época, Urho Kek­ko­nen, con­ce­dió los primeros

asi­los polí­ti­cos a los refu­gia­dos chi­le­nos. A par­tir de enton­ces tanto en la revista de Arte

(Taide), publi­ca­ción de la Aso­cia­ción de Artis­tas de Fin­lan­dia, como en los Cua­der­nos de Arte

de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de Cul­tura, se hace refe­ren­cia a la situa­ción de la cul­tura y

del arte en Chile. Es así como la con­fe­ren­cia sobre “La resis­ten­cia de arte en Amé­rica Latina”,

que Miguel Rojas Mix, direc­tor del Ins­ti­tuto de Arte Lati­noa­me­ri­cano hasta 1973, dio en Helsinki

en 1979, es publi­cada en la revista Arte.

La par­ti­ci­pa­ción de los artis­tas fin­lan­de­ses en el Museo de la Soli­da­ri­dad se dis­tin­gue, sin

embargo, en como los artis­tas del mundo par­ti­ci­pa­ron en esta ini­cia­tiva. Para la for­ma­ción de

la colec­ción fin­lan­desa la Aso­cia­ción de Artis­tas de Fin­lan­dia creó, en 1978, una comi­sión que

invitó a una expo­si­ción a 70 artis­tas apro­xi­ma­da­mente, de dis­tin­tas ten­den­cias artís­ti­cas, de

los cua­les la mayo­ría donó obra para esta colec­ción. La pri­mera expo­si­ción de la colección

fin­lan­desa fue inau­gu­rada el 5 de enero de 1979 en la Casa de Arte (Tai­deha­lli) de Helsinki.

Al mismo tiempo se reinau­guró la expo­si­ción de la colec­ción Sueca, en los espa­cios de un

viejo cas­ti­llo en la isla de Suo­men­linna (Cas­ti­llo de Fin­lan­dia), su pri­mera expo­si­ción había sido

inau­gu­rada un año antes en el Museo de Arte Con­tem­po­rá­neo de Estocolmo.

En el con­texto de la expo­si­ción de la colec­ción fin­lan­desa los artis­tas chi­le­nos pro­pu­sie­ron la

rea­li­za­ción de una pin­tura mural como acción colec­tiva. En Fin­lan­dia no se cono­cía este tipo

de arte. Para diri­gir la acción se invitó a José Bal­més y como no pudo via­jar, asis­tió el artista

chi­leno Her­nán León, refu­giado en aquel tiempo en Ale­ma­nia Orien­tal. León diri­gió la pintura

bri­ga­dista junto con Héc­tor Wis­tuba, otro artista chi­leno refu­giado en Fin­lan­dia y cinco artistas

fin­lan­de­ses, dos muje­res y tres hom­bres. León sub­rayó la impor­tan­cia del tra­bajo gru­pal: “Con

este tra­bajo se pre­ten­den resol­ver pro­ble­mas artís­ti­cos, inten­tar apren­der a tra­ba­jar en grupo,

a inte­grarse en comu­ni­dad. Así de par­tida cada uno puede tra­ba­jar inde­pen­dien­te­mente y

mañana se verá como los tra­ba­jos se fusio­nan y fun­den en una visión uniforme”.

La expe­rien­cia duró cua­tro días y desató un día­logo com­plejo. Según León, el con­traste entre

dife­ren­tes per­so­na­li­da­des, trans­fon­dos cul­tu­ra­les, idio­mas y méto­dos de tra­bajo, no resultó

2

ser fácil. La pin­tora Mar­jatta Han­hi­joki, en cam­bio, encon­tró el tra­bajo gru­pal muy gratificante

y cele­bró el resul­tado, ya que no se podía dife­ren­ciar “el sitio de Han­hi­joki en la pintura”.

Para el artista Reijo Vil­ja­nen habría sido impor­tante poder reco­no­cer el ‘terreno pro­pio’ en la

pin­tura mural. La prensa fin­lan­desa siguió de cerca lo suce­dido en la expo­si­ción e inter­pretó la

expe­rien­cia gru­pal posi­ti­va­mente: “El dicho mien­tras más coci­ne­ros peor la sopa, no es cierto,

si el obje­tivo en común es un cua­dro”, decía un dia­rio del norte del país.

La lec­tura del mural, en cam­bio, no es tan con­tras­tante como lo fue el tra­bajo colectivo.

El resul­tado llama la aten­ción por su hue­lla más lati­noa­me­ri­cana. Las obras de artistas

fin­lan­de­ses expues­tas inde­pen­dien­te­mente de la pin­tura mural equi­li­bran las refe­ren­cias a lo

com­par­tido durante la acción, cuya idea final no fue iden­ti­fi­car a los artistas.

Hasta hoy el mural no había sido expuesto en el Museo de la Soli­da­ri­dad, lo que pone en

vigen­cia la pin­tura mural en Chile y nos hace recor­dar la impor­tan­cia que tuvie­ron las “Brigadas

Ramona Parra”.

A pesar de que esta acción colec­tiva, en la Casa de Arte de Hel­sinki, no fue rea­li­zada sobre

los muros, per­ma­nece en la memo­ria colec­tiva como una expe­rien­cia de encuen­tro entre

peri­fe­rias.

http://museodelasolidaridad.org/exposiciones/finlandia-accion-colectiva/

Museo de la Solidaridad Salvador Allende

Av. Republica 475 - Santiago Centro, Chile

Metro República

Teléfono +562 6898761